Cómo jugar Rust: 10 consejos para comenzar bien


Stephen Rhoton
Stephen Rhoton

Rust es un MMO de supervivencia que no perdona errores, y puede ser duro para los principiantes. Lo sabemos bien, así que hemos recopilado 9 consejos que te darán una idea sobre cómo jugar Rust. Descubre lo más esencial en temas de exploración, creación de ítems y el cuidado de tu personaje. ¡Adelante!

1. Explora primero en lugares seguros

En general, todo jugador en Rust comienza desnudo y con una piedra en mano; tal vez tengas una antorcha. Esto dependerá del servidor en el que estés. Recomendamos que busques servidores para principiantes o jugar con amigos que conocen el juego y sean tus aliados.

Lo primero que te conviene hacer es explorar zonas alejadas de otros jugadores. Eres vulnerable al principio, así que no te conviene arriesgar. Busca recursos a tu alrededor, cerca de donde apareces al empezar la partida. Adéntrate un poco en la isla, pero evita enfrentarte a animales grandes u otros jugadores hasta tener mejor equipamiento.

Cuando tengas tu propia casa o refugio, del cual comentamos en el consejo 5, no dudes en ir más lejos a explorar. Es posible explorar cuevas y lugares subterráneos para conseguir mejores materiales. De tanto en tanto, hay aviones que lanzan cajas de suministros con cosas muy útiles. Eso sí, ¡de seguro habrá otros jugadores!

2. Crea un hacha lo antes posible

Hacha de piedra - Rust

Una piedra no es la mejor arma ni herramienta que puedes tener en Rust. Es útil para empezar pero, a los pocos minutos, te darás cuenta de que necesitas algo mejor. Después de conseguir más piedras y madera, crea un hacha de piedra. Esto mejorará tu capacidad de obtención de recursos y, como añadido, podrás defenderte o atacar mejor que con una piedra.

Además de un hacha, es bueno que te hagas una vestimenta de tela. Puedes obtener tela al cazar animales, así que no tardarás mucho en tener esta vestimenta. Es una armadura débil, pero es mejor que nada y te protegerá un poco más del frío.

3. Aliméntate con frecuencia y vigila tus necesidades

En Rust, debes de cuidar el nivel de hambre y sed. Si no te alimentas con frecuencia, tu personaje se debilitará y morirá tarde o temprano. Mientras buscas recursos y materiales, no te olvides de cazar animales. Un poco de comida ya es suficiente para subsistir y sobrevivir un día más, ¡pero más te vale cocinar la carne o terminarás envenenado!

Además del hambre y sed, tu personaje también se puede morir de frío. Para combatir el frío, necesitas vestir al personaje y darle un lugar caliente. Mientras que una hoguera es útil, que además te permite cocinar, lo mejor es que construyas una casa/refugio con un horno. Todo esto, más el comer, ayuda a que tu personaje esté cómodo, se revitalice y pueda curarse por completo.

Como detalle final, procura acumular todas las semillas posibles. Además de alimentarte de animales cazados, ¡puedes cultivar algunos frutos! Por lo tanto, una vez tengas un hogar, no dudes en plantar semillas en las proximidades.

4. No cocines de noche

En consecución del consejo 3, aconsejamos no cocinar de noche por una sencilla razón: la luz atrae mucha atención. Si no puedes defenderte de jugadores mejores equipados, lo mejor es mantenerte quieto en tu casa hasta que pase la noche. Apaga todas las luces o, por lo menos, no te muevas enfrente de ellas. Si alguien ve tu sombra moviéndose, ¡te declarará como su próxima presa!

5. Construye tu primera casa o refugio

Construir una casa o refugio es uno de los primeros pasos esenciales como superviviente de Rust. Las ventajas no son pocas:

  • Añade una capa más de protección a tu personaje.
  • Podrás combatir mejor el frío, sobre todo si tienes un horno.
  • Tras explorar en lo desconocido, te servirá como un lugar seguro al que regresar.
  • Es un buen sitio para desconectarte de la partida, pues tu personaje siempre estará presente para otros jugadores.

¡Resulta muy útil! Puedes hacer una casa de madera utilizando solamente este recurso, aunque necesitarás acumular bastante y encontrar un buen sitio para construir. Remarcamos que, como primera edificación, lo mejor es que construyas la casa lejos de los demás jugadores. Si juegas con amigos, ¡una base grande viene de fábula!

Eso sí, las edificaciones en Rust son susceptibles a deterioros y pérdida de estabilidad. Construye con cuidado y mantén tu hogar con reparaciones o mejorándolo

6. Haz un saco de dormir

Saco de dormir - Rust

Aunque no necesitas dormir en Rust, los sacos de dormir y camas son beneficiosos. Tras morir, puedes reaparecer en un saco de dormir o cama. Conviene entonces tener un saco de dormir en un lugar seguro o, por lo menos, que sepas que no esté habitado por enemigos. Sólo necesitas unas pocas decenas de tela para hacer uno de estos sacos. ¡Es mucho mejor que revivir en la playa!

7. Obtén recursos y úsalos para craftear

Aquí queremos remarcar un detalle importante: utiliza tus recursos. Acumular más y más materiales no sirve de nada a menos que tengas un plan en mente; usarlos te ayudará a sobrevivir. Gasta tus recursos para conseguir mejores herramientas, armas y casas. ¡Eso es craftear!

Más adelante, cuando las creaciones sean más costosas y tengas cajas en las que almacenar objetos, sí conviene acumular. Es bueno tener un plan para construir grandes bases, y ello requiere de muchos recursos. Como regla de oro, guarda siempre los materiales en lugares seguros, como cajas dentro de casas y bases. De lo contrario, si te matan, ¡podrías perder un montón de cosas!

8. Crea un horno y mesa de trabajo

Para agilizar el crafteo y crear ítems más complejos, es preciso tener un horno y una mesa de trabajo. El horno sirve tanto para cocinar como para crear metales, entre otras cosas, además de dar calor al personaje. Una vez construyas una casa de madera, deberías crear un horno lo más pronto posible. Para ello necesitas una mesa de trabajo, la cual se construye con piedras y madera.

Conforme avances en el juego, verás que varios objetos y piezas de construcción requieren de una mesa de trabajo y planos. Teniendo esto en cuenta, no escatimes en construir mesas de trabajo en todas las casas, refugios y bases que puedas.

9. No confíes en jugadores desconocidos

A menos que juegues con amigos, es prudente dar por sentado que los demás jugadores son enemigos. Rara vez un desconocido te ayudará en este juego, en especial si está bien equipado. Por lo tanto, cada vez que veas a un jugador, ¡huye!

Cuando estés mejor armado y protegido, sí podrás optar por combatir o aproximarte a otros jugadores, pero siempre con precaución. Hasta entonces, en especial durante los primeros minutos, mantente oculto y pasa desapercibido. Cuando caiga la noche, aconsejamos quedarte en casa o en un lugar alejado de los demás.

Por último, los jugadores no son la única amenaza. En Rust hay diferentes NPCs, animales salvajes, zombis e incluso helicópteros que te atacarán nada más verte. Pon atención a tus alrededores; ¡los peligros abundan en la isla de Rust!

10. Ten cuidado de las zonas con radiación

Zonas con radiación - Rust

Las zonas con radiación son lugares tan peligrosos como geniales. Por un lado, la radiación puede matar a tu personaje. Afortunadamente, existen píldoras anti-radiación y jeringas para combatirla; como extra, beber agua te ayuda a reducir sus efectos. Si además tienes un traje que te proteja de la radiación, ¡estarás más seguro ante este peligro!

Por el otro lado, estas zonas radioactivas pueden contener algunos de los mejores componentes y objetos del juego. Vale la pena explorar estos sitios, aunque son lugares concurridos y suelen haber zombis. Recomendamos visitar estos sitios junto a aliados y bien armados. Nunca vayas a estas zonas con radiación si llevas poco tiempo de juego.

Stephen Rhoton
Stephen Rhoton
Apasionado por los videojuegos desde pequeño, ha pasado por toda clase de géneros hasta aterrizar en juegos de acción, RPGs y MOBA. Algunos de sus videojuegos favoritos son The Witcher 3, Left 4 Dead y Mass Effect, y ahora se encuentra entre los campos de batalla de Heroes of the Storm, Mobile Legends y Free Fire. Le encanta ver series y películas de intriga, seguir los juegos competitivos de League of Legends y hacer deporte.